Vivir como trabajo

La vida es algo más. Lo sé. Estoy seguro de ello. Y esa idea me palpita en las sienes cuando tengo que enfrentarme a un trabajo que literalmente reduce ese momento comprendido entre el principio y el final de una jornada, a una especie de muerte corporal, una niebla húmeda que contiene un grito de fiera asilvestrada entre un a ver, cárgame este depósito…. y oye Javier, ayer hubo un problema con una preautorización de una tarjeta de crédito y he tenido que contactar al cliente por tu culpa.

Y el grito es en realidad una voz interior, que a veces, tiene acento  andaluz y repite en bucle con forma de abre botellas un ¿ pero qué cojones estoy haciendo aquí? 1.000.000 

Y lo peor de todo es que la respuesta está en mi, pero el miedo a que la alternativa ( véase, dejar el trabajo) pueda ser peor, me inmoviliza, reduce mi espacio vital a un metro cuadrado, una baldosa abrillantada, una pared rugosa, porque así lo exige el contrato y de pronto han pasado siete años en los que he podido hacer lo que he querido pero no cómo había pensado y por lo tanto mi vida se parece poco a lo estaba en mi cabeza antes del grito.

¿ Pero qué cojones estoy haciendo aquí? x 1.000.001

Sin embargo uno tiene responsabilidades. Alquiler, luz, agua, una caña, un viaje a Paris, disparar un arma, dirigir su vida por el camino del debe y al mismo tiempo se interpone la propia vida, el hecho de que  vivir supone perseguir una idea a largo plazo del color del lapislázuli, con sonido de música, con las curvas sin curvas de una preciosa japonesa, la forma de las palabras y una extraña fascinación por aquello que no le importa a casi nadie.

Cuando estoy al borde del abismo tengo dos posibilidades: mirar hacia detrás y pedir algo de cuerda o simplemente dar un paso hacia delante. Habrá que controlar los gastos, olvidarse de las cañas, París, mejor un mundo sin pistolas, ya no digamos la estúpida idea de ascender el Gran Capitán y simplemente hacer lo que tengo que hacer. Cinco letras que juntas crean algo mágico que bien se merecen mandar a tomar por culo un trabajo porque son lo más preciado que tengo: VIVIR473898_1280x720

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s