Cataluña: y si al menos pudiéramos hablar.

Catalunya-que-mes-del-Madrid_1531056942_27469803_1500x1072

Es extraño…pero no por la forma del mapa en sí sino más bien porque las piezas del puzzle que uno tiene en la cabeza a base de regiones, comunidades, países, el mundo en definitiva, se impregnan en nuestra cabeza por las razones incorrectas. Y éstas no son los ríos, o las montañas, ni siquiera lo que se perdió en una guerra (en esos casos, todos pierden) sino por la instrumentalización política que se hace de ellas. Porque si el mar es de todos, todos deberíamos tener el derecho a tirar los condones usados en él, ¿verdad?

Pero de pronto, el independentismo surge en ese mapa que cambia con el paso de los días, de ese tiempo que nos une y nos desune con la misma facilidad con la que Rajoy se esconde detrás de una Constitución que ya no sirve y el disparate es tan ensordecedor que no podemos mirar hacia otro lado y dejar de preguntarnos a dónde han ido a parar los argumentos a favor y en contra, el diálogo, el intercambio de opiniones, la política entendida como el arte de los ciudadanos, de vivir en sociedad, no necesariamente juntos pero al menos conviviendo con cierta normalidad, lo que no exime que haya peleas, odio y todo tipo de adjetivos y verbos que acompañan al género humano: el NO desde Madrid y  el “lo hacemos por cojones” desde Cataluña. El resto solo quiere vivir en paz.

Y  a veces hablar significa votar, porque por desgracia, es el único instrumento que les queda a los que quieren marcharse y a los que se quieren quedar y, al igual que ocurrió en Quebec, Montenegro, Escocia – los expertos dirán que no son casos comparables, pero no podrán negar que los políticos no hacen nada por desatascar la situación- preguntar no significa romper sino más bien tomar la temperatura de un cuerpo que se enfría poco a poco y cuyo pulso, determinado por la cultura, la lengua, las costumbres y las banderas, se hace menos audible entre el ruido y la furia.

Yo no soy catalán, nací en España pero podría haberlo hecho en cualquier parte o directamente no haber tenido la suerte de ser nada pero los hay que viven saludando al sol por las mañanas, cuidando sus raíces, y por lo tanto merecen ser preguntados, independientemente de la tierra bajo la que éstas crecen. En cuanto a los términos de la pregunta…vayamos paso a paso, como el mundo, como la historia, como la vida.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s