Nunca fuimos reyes

Baila en círculos alrededor de esa bestia que viste solamente un calzoncillo rojo con raya vertical, la misma que dibujan sus piernas. Un círculo, otro más, dos, tres, un trapecio imaginario dentro de un  cuadrilátero real, tan real que cada golpe que recibe dibuja primero una forma extraña en su cara, empuja el sudor a los pies de George y unos segundos más tarde, mientras sigue bailando, el golpe es sangre y las neuronas de su cerebro gritan en la parte inferior de la nuca un “ hijo de puta, eso duele”. Hace calor aunque sea un miércoles de octubre, longitud 4°19′54″ Sur latitud  15°18′50″ Este  y viento casi inexistente. Demasiado calor. A pesar de todo, tiene que aguantar,  ganar esta pelea en la jungla porque quiere demostrar a todos esos niños que le persiguieron las jornadas previas que es posible tumbar de una hostia a alguien que pesa 30 kilos más y que tiene dos martillos en los puños. Se lo ha prometido a todos ellos, a esos olvidados, “who the fuck they are these damned kids” que no tienen zapatos para recorrer los caminos de tierra que unen la escuela con la puerta de su…      ¿ casa?, hecha de barro y paja pero también a los suyos, esos niggers, así los llaman en su país, que no pueden tener las mismas oportunidades que los “fucking WASP” que se han adueñado de la tierra de las oportunidades, de las barras y las estrellas, del norte y el sur. AMERICA y él, Cassius Marcellus, un puto césar negro que ha venido a cambiar el mundo a base de puñetazos y palabras, actitud y compromiso, un tío tan rápido que cuando apaga el interruptor de la luz está metido en la cama antes de que la habitación se quede a oscuras y que hoy aparece en las necrológicas de todos periódicos……….él, el más grande.

ali

Los demás solo podemos limitarnos a recordar el día de hoy, otro más en que no fuimos reyes porque el rey está vivo, ha vencido al Parkinson, a la muerte y a los impuestos. Y lo hizo SOLO, sin la ayuda de nadie o quizás ocasionalmente de su lengua y de dos guantes rojos color corazón mojado. Hoy, 4 de junio de 2016, sus pies siguen dibujando las alas de una mariposa sobre el barro de ese ring en Kinshasha y en mi cabeza  y Foreman está vendiendo barbacoas en la televisión por cable. ¿ Cual de los dos ha muerto realmente?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s