El poder de Rafa Nadal está en el pelo

Todos sabemos quien es Rafael Nadal y lo que representa. No es el más guapo, ni el que tiene el mejor servicio, ni mucho menos un tenista con una derecha zurda que impresione. Su fuerte tampoco es la locuacidad (de inglés justito). En cambio, lleva años demostrando al mundo que un chaval de un terruño con la mente clara y una lata de pelotas Wilson puede ser el mejor en lo suyo… y además durante décadas. Esto es un hecho indiscutible que ni el idiota de Antonio Burgos se atrevería a rebatir en un alarde de fe católica. Sin embargo, amigos míos, y esto es algo que pocos saben a excepción de un reducido grupo de investigadores de la Universidad de Harvard, su rendimiento deportivo está íntimamente ligado a su densidad capilar.

Recopilemos cronológicamente:

  • Con quince añitos se convierte en el jugador más joven de la historia en ganar un partido de la ATP. Ahí le tenemos, rodeado de verde y fardando de juventud y folículos pilosos sanos.

hqdefault

  • En el 2005 empieza a orinarse en esos «pros» con pinta de surferos que se pavonean por los torneos con fundas repletas de raquetas a coste cero. Tanto fue así que se llevó la copa de campeón de París entre abucheos del público y camiones de fresas volcados, con solo 21 años. Admiren esa melena rivalizando con la torre Eiffel. El pelo en sus manos…, perdón, el mundo.
  • 15-an%cc%83os-nadal
  • Y sigue sumando y sumando y sumando títulos hasta que ya uno —considero el pelo el atributo masculino por excelencia (por encima del amor y la amistad)— detecta algo raro, ¿exceso de sol o una mala dieta? en torno al 2011. Las cintas de la cabeza son más anchas que las peinetas de Martirio y el cuerpo, en particular el brazo izquierdo, ve reducido drásticamente su volumen por un problema de rodillas. Se cuece algo.
  • 2013 y los calambres y la espalda y la la la la (himno español) y sigue siendo el número uno, el intocable. Pero aquí ya es evidente que tenemos un problema real (véase la foto): comienzan las transparencias.ibi14_rafa_nadal
  • 2015 y baja dos puestos hasta el número 3. Y veo el la espalda de ese titán a escasos metros en el palco del Masters Series de Madrid y es evidente: no hay vida, el pelo está bien muerto y los sudores fríos y la falta de concentración hacen mella en el campeón. Y comienza el Via Crucix y yo te entiendo y, si Agassi encontró en las pelucas la solución (esto es 100% verídico), Nadal, que no es tan garrulo como el americano, se preocupa y recurre a su amigo Iker.  «Tío, pásame el teléfono de tu cirujano. Voy a repoblar». Y a pesar de todo, sigue bajando en el ranking porque el pelo no agarra.caaa84c399c49a28bb1901e995f54ba9
  • 2016, es un hecho: Nadal está calvo y posa en calzoncillos para el mundo sin mostrar la cabeza (vemos la influencia de Carlos Nuñez, el «gaiteiro»).Joder, Rafa, lo siento tío.

nadal_calva_0

Estamos en 2017 y siguiendo las costumbres de este país desahuciamos a alguien que sigue siendo eléctrico, que está tan vivo como el retraso de Trump, que se planta en la final de las Antípodas y «gana la batalla» aunque haya perdido el último set contra su amigo Federer. Pero ¿cómo es posible? se preguntan todos esos que están deseando su retiro. ¿Porque es un campeón?, ¿porque su sed de competir sigue intacta?, ¿porque no se rinde? No compañeros no, por el pelo. Y que quede por escrito. En el 2018, cuando los injertos se hayan adherido volverá a ser el número uno. Y no creo en Dios, Antonio, pero creo en la fuerza de este mallorquín y que ésta, se llame como se llame, se apellida Svenson y reside en su cabeza.

!Vamos, Rafa! ¡ Vamos, pelo!2010931-42214107-2560-1440

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s