El rey Juan Carlos se va de Putas (Valtonic)/Me tatuaré la cara del que mate a Jaime Peñafiel (Pablo Hásel)/Añoro los tiempos de los GRAPO (César Strawberry)

Pues el caso es que poco a poco la van coartando, arrancándole las plumas sin que sangre, acortando las frases que transforman esas palabras en letras para después dejar paso al SILENCIO; el pájaro que vuela libre, bajo y se llama libertad de expresión. Es la técnica de aquellos que no quieren escuchar la verdad porque ésta incomoda, escuece, se extiende como una dermatitis atópica por todo el cuerpo, y de alguna manera se convierte en ese tío con problemas con el alcohol que siempre la lía en mitad de la cena de Navidad.

No seré nunca de aquellos que consideren la obra de estos tres cantantes/raperos/ pseudopoetas/provocadores, al que ahora se añade el sorpresivo título de condenado a seis años por enaltecimiento del terrorismo, humillación a las víctimas, calumnias e injurias graves a la Corona, como ejemplo de alta literatura. Ni me remueven, ni me rozan con el látigo de la emoción y mucho menos me parecen tan ofensivos como quieren aparentar. Simplemente ejercen su derecho a expresarse. Y sí, lo entiendo, la libertad acaba donde empieza la de los demás, pero la rabia, la impotencia y la injusticia que acompaña a las palabras es necesaria. Y da igual que las propine Trump, o algún negacionista del Holocausto, un taurino con cierto retraso o un rapero; es el O2 que no entra por la nariz y proporciona la dosis necesaria de esperanza.

censura_mafalda

El problema es que, en lugar de erradicar esta lacra que enmascara la censura bajo el paraguas de la justicia o el derecho penal, la lista crece y crece y el tiempo pasa y pasa:

-Charlie Hebdo y su crítica mordaz de Alá  que terminó en (RATATATATA).

-Revista “El Jueves” ídem con la caricatura de los reyes (CENSURADA).

– Victor Jara (PUM, PUM).

-Keywan Karimi (223 latigazos).

-Ozzy Osbourne y su “Suicide is Solution” (CENSURADO).

Bertín Osborne (en búsqueda y captura por atentados contra la música).

Supongo que es absurdo decir aquello de que debe de haber un lugar bajo el sol para todo tipo de expresiones personales por muy ofensivas que puedan parecernos, porque todos sabemos que si éstas recaen, mentan, sugieren o directamente salpican los trajes de los poderosos nos daremos cuenta de que no es más que un cuento para disfrutar entre las paredes de una prisión o un ataúd. Así es la justicia. Así es este circo. Así es la censura.

Desde aquí todo mi apoyo para los tres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s