Maltratadores, violadores, creadores de belleza

Es el signo de los tiempos, momentos convulsos en los que todo se acerca a unos extremos «plus ultra» tan achatados por los polos que la realidad adquiere el aspecto de una esfera reproducida en un plano de dos dimensiones (en realidad EEUU y Canadá son 2/3 de África, pero ocupan el doble en el mapamundi). Si ampliamos la foto tomada desde el espacio exterior, veremos las ciudades (ampliamos un poco más con un simple roce de nuestra pantalla táctil) repletas de gente, en este caso el lenguaje se ciñe única y exclusivamente a varones que durante años, incluso décadas, han creado obras maravillosas que perdurarán más allá de nosotros, y que sin embargo han cometido crímenes, violaciones, abusos, maltratos y un largo etcétera en el repertorio del mal.

Lewis C.K.autor de algunos de los mejores diálogos en la historia de la comedia y sentenciado a «muerte creativa» (en algunos artículos aparece su fecha de nacimiento, guión alto, 2017) por mostrar su pene y tocarse delante de mujeres, que por supuesto, le denunciaron.

Bertrand Cantat, músico y asesino (esa es su descripción en Internet) y probablemente el mejor letrista y cantante francés de los últimos 25 años. Culpable y sentenciado a 8 años de prisión por la muerte a puñetazos de Marie Trintignant. Sus palabras resuenan cada día en mi cabeza. Los golpes en la cara de su mujer en la suya.

Pablo Picasso, genio y misógino a partes iguales, se dedicaba a acariciar con sus nudillos y sus palabras a Dora Maar,Olga Khokhlova (la lista es larga y femenina) captando la belleza con el simple movimiento de un pincel. 

image1-1

En estos casos, ¿qué debemos hacer? ¿Sentirnos mal por reírnos con el Show de Bill Cosby? ¿Evitar el Museo Reino Sofia por ser el contenedor de la obra cumbre del maltratador malagueño y entrar en la gatoteca que hay justo enfrente? ¿Tirar todos los discos de los Sex Pistols (SId tuvo mucho que ver con la muerte de Nancy) a la basura? ¿Negarnos a ver «Sospechosos Habituales» una vez al mes porque sale Kevin Spacey?

Todos ellos deben de ser castigados por sus actos delictivos, pero me niego a castigarles por sus actos creativos, aquellos que hacen de la vida una experiencia un poco menos hostil, un poco más agradable. Puede parecer una paradoja pero es ahora, momento en que todo se tiñe de falsa moral y modelos ejemplificadores, cuando debemos ser conscientes de una realidad aterradora: el mal no es lo que entra en la boca del hombre, sino lo que sale de ella. Nos guste o no.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s