Pitti Oumo: la feria de moda para los pavos reales

2018.Pitti Oumo, feria de moda masculina.Florencia, Italia.

pitti-m-street-day3-feature-image.jpg

En estos días post navideños en los que todavía, seguramente, se escucha el aullido de algún lobo en alguna montaña del país transalpino, ¡qué mejor protagonista para una aventura 100% Cashemire, que ese animal casi mítico, divino, que se asoma a los periódicos y redes sociales luciendo combinaciones de cuatro o cinco capas en los más diversos materiales y acabados, con sombrero de torero y guante de cuero en la solapa del abrigo color ocre, y que tiene, como siempre en estos casos, a sus favoritos y sus detractores!…No amigos, no podría ser de otra manera y por supuesto que me refiero al pavo real, un animal fascinante que en esta nueva aventura de “El hombre y la tierra”, representa fiel y objetivamente al género masculino, ave galliforme de la familia de las Phasianidae, territorial y polígamo y que en esta época del año toma las calles de la regia Florencia, cuna del arte y la testosterona con olor a Amber Absolute, mostrando sus mejores galas, deplazándose en grupos de a cuatro, con carcasas de osos para sus móviles, calcetines de cuadros “escodedores”, alternando negro sobre blanco, rojo falu sobre amarillo, sinoper sobre lapislázuli, porque la monocromía se desaconseja en el diseño de ropa a no ser que te apellides Armani, mostrando al mundo que este sector de la economía crece y lo hace de manera pasmosa al mismo tiempo que las ganaderías trashumantes, ovejas merinas acompañadas de sus pastores y mastines, abandonan el cobijo del roquedo y el monte virgen y se internan en la civilización, recordándonos que el mundo de la moda no es tan frívolo como parece pero para ser tomado en serio debe mostrarse al mundo así: con humor, con forma de cola en tonos verdes y azules, de animales muy solos en el fondo, de cuellos vueltos que vuelven este año, de pantalones largos que son demasiado cortos, y de una insoportable ambición por perdurar siendo absolutamente intrascendentes.

Felix Rodriguez de la Fuente hubiera disfrutado muchísimo entre estas fascinantes criaturas.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s