¿Es tatuarse la cara la nueva moda?

Desde hace unos años, las redes sociales han demostrado ser el vehículo perfecto para llamar la atención del resto del mundo, para retransmitir que no somos como los demás, que somos seres únicos e intransferibles. Sin embargo, y cada vez de manera más diáfana, todo adquiere el aspecto de una competición en la que demostrar quien es capaz de hacer la mayor estupidez, ya sea posando ante la cámara, mostrando un baile ridículo al ritmo de una canción más ridícula todavía o simplemente retransmitiendo la nada en directo, ese  vacío que queda, como una ciega desesperación que destruye este mundo.

La cuestión que subyace estos comportamientos no es nueva. Es un hecho que el hombre es idiota por naturaleza, pero es ahora -gracias o por culpa de la democratización de la tecnología- que tenemos acceso a esos comportamientos que van a alcanzar cotas jamás vistas en la historia de la humanidad el día en que llegue a este país la nueva tendencia que arrasa en EE.UU: tatuarse la cara.

Y no hablo de unas estrellitas, o del nombre de tu amado, ni siquiera de un helado de cucurucho con rayos a los lados, no. Hablo de cubrirse toda la puta jeta con la palabra fama cuando no eres un maorí que desayuna bebés envueltos en pelotas de rugby, de querer distinguirte del resto adquiriendo un compromiso que solo los más fuertes son capaces de mantener toda una vida, y de convertir una moda taleguera, popularizada a nivel mundial por los futbolistas, en la norma.

¿Os acordáis de la cara que pusimos todos el día que vimos a Tyson con su tatuaje alrededor del ojo? ¿O del acojone que le entraba a uno al cruzarse en la sección de embutidos con un tío que podría ser cabecilla de los Bloods o de la mara Salvatrucha? ¡Qué tiempos aquellos!

Pues olvidaros de eso. La sociedad ha evolucionado y la subcultura se ha transformado no ya en cultura, sino en cultura de masas, convirtiendo la tinta en la cara en un complemento más, como un pinta labios o un gramo en la cartera, una moda que será avalada por millones de personas en el momento en que Rihanna, Justin Bieber o Beckham den el primer paso y se tatúen su fecha de nacimiento sobre la comisura de los labios. Yung Beef, 6ix9ine y Lil Xan ya se les adelantaron.

Si nos enseñan eso, ¿qué es lo que ocultarán?

Photo-by-vinlos23.jpg

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s