Generación C(oronavirus)

Viene siendo una costumbre de la posmodernidad el que cada cierto tiempo se bautice a las cepas poblacionales con alguna etiqueta absurda. ‘Baby Boomers‘ (1946-57), ‘Generación X‘ (1965-79), ‘Millenials‘ (1980-99) o ‘Generación Z‘ (nacidos dentro de Instagram), todas se caracterizan por ciertos patrones de conducta, desde el reaccionario-reflexivo con bastón a la inmediatez y el ‘switch’ de los adolescentes en chandal. Ha tenido que llegar un enemigo invisible para que, en cuestión de dos meses, se acuñe un término nuevo: Generación C… de coronavirus, claro.

Y es que, de repente, cuando comenzábamos a «prosperar» y llegar con menos cinco euros a fin de mes, justo en mitad de la grabación de un disco o disfrutando de ese merecido ascenso lejos del bar, nos criogenizan por culpa de un murciélago al pil pil. Así es como el impulso se convierte en ‘stand by’ y todos nos quedamos en casa preguntándonos cómo vamos a recuperar el tiempo perdido, precisamente la única variable que se detiene recordando.

Los jubilados, además de tener un pequeño colchón en el banco y recibir en masa los embistes de la enfermedad, comparten un común denominador: haber construido el futuro que se hace presente un 21 de abril de 2020, el mismo que a fuerza de guerras, pandemias, burbujas y crisis adquiere la forma de una madeja de nervios y desvelos. Ahora tres generaciones confluyen en una, precisamente porque las estaciones ya no son lo que solían ser. Nos queda creer en la belleza de los sueños.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s