Maldito cáncer

Hoy ha muerto Pau Donés. De cáncer. Una vez más. No le conocía. Tampoco me gustaban sus canciones a excepción de aquel verso ahora profético en esa canción única: «Puede que hayas nacido en la cara buena del mundo, yo nací en la cara mala llevo la marca del lado oscuro». Sin embargo, conozco bien los estragos de una enfermedad que reduce la carne y las ganas a un hilo de voz, que termina convirtiendo a los miembros de la familia en otro paciente, en casa, en el hospital, durante las horas de espera en vida. Por eso su muerte me entristece. Mucho.

Hace una semana lanzaba un vídeo en el que se mantenía en pie con la ayuda de un taburete. A pesar de los efectos devastadores del tratamiento parecía empeñado en seguir dando conciertos, mostrar el rostro amable de una prueba contra el tiempo que es inventado, como si seguir dando cuerda a un sistema perfecto y defectuoso fuera razón suficiente para reír y respirar. Y eso es digno de admiración. Máxima.

Recuerdo que todos supimos que padre se moría en el momento que dejó de tocar la guitarra. Hoy se va Pau Donés y lo hace como vivió, quitándole hierro a una vida bien usada porque quien canta sus males espanta. Has sido un buen ejemplo para muchos sin quererlo. Buen viaje, compañero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s