Tetas

Es un hecho: las tetas siguen dando miedo. No hay más que comprobar las reacciones que provocan cada vez que una mujer decide mostrarlas en público, a veces acompañadas de una protesta, a veces porque hace calor o por simple agravio comparativo (si ellos lo hacen al celebrar un gol, ¿por qué ellas no?).

Pero, ¿qué son en realidad las tetas? Algunos podrían pensar que son simples montañas de grasa coronadas por un pezón con múltiples formas, otros que representan el centro gravitacional de la existencia de muchos hombres, armas ovaladas con un poder inimaginable o complejas fábricas de leche diseñadas para alimentar a la prole. La cuestión es que ocupan un espacio tan importante entre la sección masculina que incluso llegamos a separarlas del resto del cuerpo del que forman parte y si éstas se atreven a escapar del marco en el que deben permanecer (un cuadro, una playa o la intimidad de un dormitorio), terminan siendo pixeladas, escondidas bajo una equis de vinilo u obligadas a regresar a su escondite elástico porque ya se sabe la desnudez es el monstruo de los que consideran que hay cosas que no deben enseñarse… pero no dicen nada de los ojos, la intención o la libertad.

La cuestión es que Rocio, cantante de las Chillers, decidió quitarse la camiseta durante el concierto que este fin de semana ofrecieron en Molina de Segura, y las facciones más conservadoras del lugar han puesto el grito en el cielo al presenciar un acto “carente de valores, irrespetuoso y erótico” en lugar de un evento musical para todos los públicos. Y claro, Rocío que lo único que ha hecho es cantar cómoda, se ve envuelta en una polémica que la convierte en una Juana de Arco involuntaria viéndose obligada a enfundarse una armadura hasta el cuello para defenderse del mismo fuego cruzado en el que casi arden María José Cantudo, Betty Page, Wendy O. Williams y muchas otras que ejercían su libertad como mujeres. Pero si solo quería cantar como le apetecía en su escenario…

Es por eso que me pregunto por las vidas de todos aquellos que se molestaron y su relación con el cuerpo: ¿se encontrarán incómodos al mirarse al espejo? ¿Lo harán siempre con la luz apagada?¿Preferirán ocultar sus propias inseguridades y alzar la voz cuando ésta a sale a la luz con la forma de las tetas de Rocío?

Todos ellos, cortos y perezosos, lunáticos y simples, ciegos de ira y verdes de envidia, se olvidan del detalle más importante: detrás de una teta está el corazón, detrás de la otra está el alma y ninguna de las dos les mira a ellos. ¿Su reacción?, no es más que puro aburrimiento.

PeepShowImage-Boobs.png

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s